La Cosmopolita Málaga

En pleno centro de Málaga, siendo afluente de calle Granada, nos topamos con un pequeño patio con una puerta de cristal, cuyo nombre define en todos sus sentidos, a la ciudad a la que representa: La Cosmopolita.

En un estilo de taberna, con una barra que acaba en una cocina abierta, vemos al que llaman “El Loco” de la cocina, Dani Carnero. En su carta, también se describe este toque de locura, cuando su encabezamiento de la última hoja, empieza por “Pa Puta y guiso de Papas, prefiero verme Beatas”. Nos dejamos aconsejar.

Pedimos la ensaladilla rusa, con unos tacos de Jamón como nieve encima de la  mayonesa casera de aove. Buena textura, la patata en su punto, pero quizá más atemperada de lo normal.

Seguimos con unas quisquillas de Motril, con una textura perfecta, pero con la misma mayonesa que la rusa, que no dejaban apreciar en su totalidad el sabor de una buena quisquilla, más en esta época del año donde están repletas de huevas.

Seguimos con un unos boquerones al alba, con una sabor espectacular, en un tipo de aliño con un toque similar al escabechado sin llegar a ese punto.

Como platos principales pedimos un Bacalao: Morro confitado y laminado con Pil-Pil ibérico. También tenía un toque amayonesado, pero las lascas eran blancas y brillantes, como debe ser un buen bacalao.

El otro principal fue el Tuétano-Gamba. Un plato espectacular, de los que te hacen volver a repetir un restaurante. Un tartar de gamba, con un tuétano asado, con una combinación de sabores salvajes espectacular.

El servicio bueno, sin ningún lujo, algo campechano cambiando los platos, pero muy simpáticos y amables.

Con un vino rosado y café salimos a 50€/Pax.

@NationalGeorgeGraphic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *