YUBÁ ABRE SUS PUERTAS

Recorriendo las callejuelas que blindan paralelamente a calle Larios, en pleno centro de Málaga, nos encontramos en calle de San Juan, un hostel contemporáneo, en los antiguos almacenes de Félix Saenz.

Tras pasar por el restaurante Bendito a pie  de calle,  con una larga barra de tintes asiáticos, llegamos a un hall al más puro estilo minimalista.

Subimos unas escaleras abrigadas por diseños tropicales, para presenciar un restaurante único, con una decoración contemporánea, que mezcla colores propios de la selva, con alargados sillones chester.

Nos recibe el encargado de los fogones, Mario Rosado,  formado en la a Cónsula, que ha desarrollado su carrera en prestigiosos restaurantes como Limonar 40 y Casa Piolas, y que aprendió codo con codo de Diego Gallegos.

Mario Rosado es hoy, uno de los jóvenes talentos de la cocina creativa de Málaga. Su curiosidad permanente y su innovación internacional fusionada con la cocina mediterránea, hacen que el Chef ejecutivo sea un apasionado de la cocina creativa. De sus manos hemos probado en Batik uno de los mejor tartares de pescado (Tartar de Pez Vela con huevas de cítricos), y sus expectativas son inalcanzables.

En sala, como Brand Ambassador conocimos a Iván Bravo, que tras 20 años en la cocina, ha querido cambiar de aires para trasladar a cada comensal las experiencias que vivía detrás de los fogones.

Disfrutar de un taco de Chili Crab como si estuvieras en Marina Bay de Singapur, de un aguachile de vieiras propio de la cocina Nikkei de Perú o de un Tamal de Merluza como los que hacen en Ghana.

Una carta compuesta de entrantes, cocktails de ensalada, y termines de mar y montaña. Dejándonos aconsejar, que sea el propio Chef, Mario nos fue brindando sus creaciones:

  • Tacos de Chili Crab estilo Singapore con brotes de soja, berros y cilantro (9 € )

Al más puro estilo Singapore, como si en un restaurante de isla Sentosa disfrutaramos del apetito generado en un día de playa, nos presentaron un taco fino, y una salsa de cangrejo que unía sabores asiáticos. Sin duda todo un manjar para el paladar.

  • Langostinos con soja y mandarina.

Envueltos en una fina pasta crujiente, con un sabor a langostino acompañados en una salsa cítrica – salada.

  • Tamal de merluza, arroz jazmín y salsa satay.

Al más puro estilo balinés, una salsa satay de base de cacahuete, con el arroz jazmín que nos trasladaba a a las terrazas de Tegalalang en Ubud, para recuperar los sabores del pollo Satay. Esta vez sustituido por una merluza deliciosa, cremosa, blanca, con lascas perfectas que deshacían en boca.

  • Tonkatsu de solomillo de cerdo ibérico con maíz en texturas.

Tierno y delicioso somomillo, envuelto en un rebozado oriental, sobre una base de reducción de maíz condecorado con trocitos crujientes. Un espectáculo de sabores y contrastes. Sin duda una de sus mejores creaciones.

Una cocina divertida, atrevida e internacional, que une sabores de varias culturas gastronómicas.

¡ BIENVENIDOS A YUBÁ !

VALORA SUS PLATOS

@NationalGeorgeGraphic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *